La desregulación del peso regulado

Compartí este artículo:

La obesidad es una enfermedad crónica, evolutiva y multifactorial que conlleva una desregulación del peso regulado. 

Nuestro Sistema Nervioso Central regula la temperatura corporal, la tensión arterial, la glucemia, la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria… y el peso corporal. 

Cuando se desregula nuestra temperatura tenemos fiebre, si cambia la frecuencia cardiaca tenemos una arritmia y si se modifica el peso podemos tener obesidad. 

En nuestro cerebro antiguo o arquicerebro tenemos una región llamada hipotálamo, que tiene varios núcleos, donde se expresan distintas  sustancias o neurotransmisores, de producen hambre o saciedad. Yo los llamo los “diablitos del hambre” o los “angelitos de la saciedad”. Ahí se regula el peso corporal con mucha eficacia. Muchos investigadores hablan del “set point” del peso.  

Uno observa esa regulación en la clínica todo el tiempo. Hay personas que manejan un peso durante muchos años, por ej  Maria  pesa 57 kg durante más de 20 años hasta que algún tema como la menopausia o un gran stress la lleva a 6 o 7 kg para arriba. Eso no significa que durante los 20 años que pesó  lo mismo haya comido las mismas calorías todos los días, Seguramente fue a fiestas, vacaciones y fines de semana donde comió mucho más. Luego se movió, estuvo muy  activa y el peso volvió a lo habitual. Y si  algunos días ingirió  menos (por alguna enfermedad por ej.) es muy factible que guardó reposo y el peso se mantuvo. 

Es interesante saber que cuando comemos más,  regulamos el peso moviéndonos más, y cuando comemos menos tenemos menos predisposición a gastar calorías. Porque nuestro cuerpo busca el equilibrio siempre. Es decir que el hipotálamo de Maria  reguló  el peso más allá de circunstancias de ingesta o gasto hasta que “algo”  como un cambio hormonal,  un medicamento,  un estado depresivo o emocional la catapultó a otro peso. 

Nuestro cerebro regula el peso con mucha eficacia. El problema es que cuando se pierde esta regulación y se suben varios kilos, el hipotálamo acepta este nuevo peso y lo defiende como si fuera el peso previo más saludable. Esta desregulación y aumento a un peso patológico, y su posterior defensa como si fuera un peso aceptable, es la génesis de la obesidad. Entender este cambio es importante ya que esto modifica el peso “ideal” de una persona. 

Si María peso  57 kg durante toda su vida adulta y subió a 63 kg, su peso ideal es probable que siga siendo 57 kg. Pero si  María subió a 102 kg, es muy poco probable que 57kg sea ahora un peso “ideal”. Hablamos entonces de un peso “posible” que será entre un 10% a un 15% menos (85 a 90 kg). 

¿Por qué el cerebro  “acepta”  como “normal” y defiende  un peso que claramente no lo es, y que pueda enfermar a la persona que lo aumenta?, es todavía un punto no aclarado de esta enfermedad. 

Dra. Estrella Menéndez

Artículos relacionados

Recetas

Desayunos

Gachas de avena, mijo y quinoa Libre de gluten y muy rica en proteínas.Ideal para empezar el dia con muchos

Leer más »
Recetas

Caponatina

¿Listo para un viaje culinario a Italia desde la comodidad de tu hogar? ¡Prepárate para experimentar la deliciosa y reconfortante

Leer más »
Recetas

Ratatouille

Ingredientes 3 cebollas en trozos 3 tomates pelados 2 berenjenas en cubos 2 morrones en trozos 3 zucchini en rodajas

Leer más »
Scroll al inicio