El plan de acción para el cambio de hábitos

Compartí este artículo:

Cuando nos proponemos un cambio de hábitos, es recomendable generar un plan de acción absolutamente personalizado para cada uno de nosotros.

 Esto nos permite organizarnos y ordenarnos en nuestra vida.

Un plan de acción efectivo debe ser personalizado y realizado por nosotros mismos, con la orientación y el apoyo de un profesional en la materia. Esto nos permite ajustarlo y mejorarlo a medida que avanzamos, en base a la autoobservación, el reconocimiento de nuestras emociones y la gestión de las mismas.

Hay que entender que este plan de acción a veces no sale perfecto y es ahí donde podemos volver a mejorarlo y realizar los ajustes necesarios. Es un trabajo continuo de auto observación, de mirar dónde está nuestra mente, nuestros pensamientos y fundamentalmente aprender a reconocer nuestras emociones y darles valor. Y poder gestionarlas.

E ir haciendo las acciones necesarias para acercarnos a nuestro estado deseado, a nuestros objetivos e ir obteniendo resultados.

Cambio de hábitos = Autotransformación

Aquí viene entonces el proceso de autotransformación a través de poder ir armando modelos mentales propios y aprendiendo a reconocer y gestionar nuestras emociones.

Una vez que vamos practicando esta nueva manera de accionar más positiva para nosotros, nos entrenamos en ella, y vamos generando así un hábito. Un nuevo hábito que a través de la reiteración y entrenamiento se va instalando en nosotros.

Vamos chequeando también nuestro proceso de transformación: ¿Cómo nos fue? ¿Qué nos pasó? ¿Lo pudimos realizar? ¿Qué podemos mejorar de estas acciones?

La clave es estar enfocados en lo que queremos ir siendo, en nuestro ser esencial.

La clave es estar presentes en el aquí y el ahora.

¿Qué hábitos te gustaría cambiar? Compartí tus experiencias y consejos en los comentarios.

Artículos relacionados

Scroll al inicio