5 estrategias para comer despacio

Compartí este artículo:

¿Cuánto tiempo tardás en terminar tu plato de comida?

Si la respuesta es “muy poco”, es posible que no estés disfrutando plenamente de tus comidas.

Comer rápido puede provocar malestar y dificultar la apreciación del sabor y la textura de los alimentos. ente de tus comidas.

Cambiar este hábito puede mejorar no solo tu experiencia culinaria, sino también tu bienestar general.

En este artículo te cuento 5 estrategias para comer despacio y disfrutar más cada bocado.

Contenidos de este artículo

1. Dale importancia al acto de comer

Sentate y antes de comenzar a comer tomá conciencia de tu respiración.

Centrate, pensá en tu intención de comer despacio y disfrutando cada bocado.

Detenete. Dale importancia al acto de comer.

2. Realizá 3 veces el ejercicio de "Yo estoy… relajado"

Realizalo observando el plato y la porción de comida servida.

3. Dividí y vencerás

Dividí tu porción en 3 partes.

Comé la primera y esperá.

Luego seguí con la segunda parte de la porción y esperá.

Y luego terminá con la última porción.

Esta técnica no solo ralentiza tu ritmo de ingesta, sino que también te da tiempo para sentirte más satisfecho con menos comida.

4. Ahora realizá el ejercicio de "Yo estoy... satisfecho"

Llevá el primer bocado pequeño a tu boca realizando el ejercicio de Yo estoy… satisfecho.

Al principio no vas a estar satisfecho.

El objetivo es enfocarnos en la sensación de saciación.

Repetí el ejercicio con cada bocado.

5. Masticá lenta y conscientemente

Lleva un bocado pequeño a tu boca y mastica lentamente, transformando la comida en una pasta o puré.

La boca es el lugar donde se experimenta el mayor placer al comer, así que cuanto más tiempo dediques a masticar y saborear, mayor será tu disfrute.

Cuando lo tragamos, dejamos de sentir el gusto, lo único que podemos percibir es la temperatura.

Concentrarte en cada masticación también ayuda a tu sistema digestivo a trabajar más eficientemente.

No Sientas la Obligación de Terminar tu Plato

Escuchá a tu cuerpo y detenete cuando te sientas satisfecho, no cuando tu plato esté vacío.

Elegir cuándo dejar de comer es una parte crucial de aprender a comer despacio y con conciencia.

Incorporar estas estrategias en tu rutina diaria de alimentación puede transformar tu relación con la comida.

Al tomar conciencia de tu respiración, establecer una intención clara, dividir tu porción, masticar lentamente, practicar ejercicios de conciencia plena y escuchar a tu cuerpo, podés aprender a comer despacio y disfrutar más de cada bocado.

Con el tiempo, notarás que no solo te sentís más satisfecho y menos hinchado, sino que también comenzás a apreciar verdaderamente los sabores y texturas de tus alimentos.

Artículos relacionados

Recetas

Desayunos

3 ideas de desayunos saludables, ricos y rápidos de hacer para que tu única opción no sean tostadas con mermelada.

Leer más »
Nutrición

Nos ponemos en acción

¿Sentís que comés de manera automática, sin darte cuenta de lo que estás haciendo? ¿Alguna vez te preguntaste si es posible comer de manera consciente?

Leer más »
Recetas

Caponatina

¿Listo para un viaje culinario a Italia desde la comodidad de tu hogar? ¡Prepárate para experimentar la deliciosa y reconfortante

Leer más »
Recetas

Ratatouille

Ingredientes 3 cebollas en trozos 3 tomates pelados 2 berenjenas en cubos 2 morrones en trozos 3 zucchini en rodajas

Leer más »
Scroll al inicio